Cómo dan información nuestros móviles y por qué

En la actualidad, la mayoría de nosotros usamos nuestros dispositivos móviles para acceder a páginas web y de comercio electrónico, y es que, “el 91.5% de los internautas accede a Internet a través del móvil”( Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, 2020).

Al entrar en esos sitios, nos suele aparecer una pestaña que indica si queremos aceptar o no las cookies, con las que concedemos que conozcan nuestros datos.

Pero, ¿qué son las cookies exactamente? Se tratan de un fichero de datos que una página web envía al dispositivo desde el que entras, ya sea tu ordenador o móvil. Lo que esta pestaña solicita es su almacenamiento en tu móvil.

El reglamento europeo que protege los intereses en ese ámbito de los usuarios es el Reglamento General de Protección de Datos(RGPD), cuya finalidad es “la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de tales datos”, como puede ser el usuario del sitio web. En este reglamento se habla de las cookies y de como asegurarse para que las cookies de una página web se adapten a él.

Si eres propietario de una web, ¿qué requisitos deben cumplir tus cookies para que se adapten al RGPD?

Antes de nada, hay que conocer los tipos de cookies.

  • Las cookies necesarias, no se pueden rechazar pues si no la página no funcionaría.
  • Las cookies que no manejan datos personasles, pueden marcarse pre-seleccionadas, sin ser esto ilegal.
  • Las cookies que manejan datos personales, a diferencia de las anteriores, no se pueden pre-seleccionar, sino que los usuarios tienen que seleccionarlas voluntaria y activamente.

Hay que tener un aspecto a tener en cuenta, cómo son las características que debe tener el consentimiento de las cookies para que cumpla con este reglamento.

En primer lugar, debe ser claro para el usuario a lo que está dando consentimiento y debe ser siempre posible rechazarlo. Además, si lo rechaza, el usuario debe seguir teniendo acceso a la web.

Para el usuario debe ser posible y fácil por otra parte cambiar de parecer y retirar el consentimiento, teniendo derecho al olvido de sus datos cuando este lo desee; y por parte de la empresa, los consentimientos se deben registrar como documentación, haciendo que la política de cookies se lo más transparente posible y escrita en un lenguaje sencillos e inteligible.

Ventajas y desventajas del uso de cookies para las empresas

Con las cookies, las empresas obtienen beneficios con respecto al conocimiento del perfil de sus usuarios, haciendo posible mejorar y adaptarse a usuarios de manera “individualizada” una vez conocidos sus patrones de consumo.

Algunas de las ventajas que ontiendn las webs al usar estos ficheros son:

  • Investigar para mejorar su producto o el contenido de su sitio web
  • Recordar las preferencias del idioma de un usuario de la web
  • Obtienen datos estadísticos
  • Detección de visitantes únicos, que no alteren esas estadísticas
  • Con la localización, muchas veces las cookies mandan información desde donde se conecta el usuario a la pagina web
  • Calcular la duración que el usuario permanece en el sitio web
  • De esta manera, se muestran los anuncio relevantes al usuario según el perfil que se haya establecido para el.

El problema aparece cuando estos datos entran en el mercado negro o las empresas no cumplen con sus obligaciones en la política de protecicion de datos

Hoy en día, los datos son un activo muy valioso y es por eso que los usuarios deben conocer lo que están aceptando y que en la mayoría las ocasionas lo hacen sin saber.

Sin embargo, en Europa la mayoría de las empresas recopilan y usan datos personales de los usuarios de internet, pero con un fin concreto y un tratamiento ético. (Xataca, 2020)