Qué es la Inteligencia artificial

La Inteligencia Artificial (IA) se trata de la inteligencia llevada a cabo por máquinas.

Su definición ha variado mucho a lo largo de los años desde que John McCarthy acuñara por primera vez el término en 1956.

Progresivamente la sociedad delega más tareas en las máquinas, haciendo que muchos aspectos, tanto laborales como sociales queden automatizados. Además, este empleo de la IA se ha desarrollado y mejorado durante décadas, haciendo que con este avance de la tecnología las máquinas sean capaces incluso de imitar la inteligencia humana.

Al hablar de esta inteligencia cabe destacar que hay diferentes tipos:

  • Las máquinas reactivas, como su nombre indica actúan y reaccionan, pero son incapaces de usar los recuerdos o experiencias para funcionar.
  • Las máquinas con memoria limitada, a diferencia de las anteriores sí usan sus recuerdos para actuar, pero no les sirve como experiencia.
  • La teoría de la mente, son las máquinas que reconocen a individuos e intentan adaptarse con su entorno
  • Autoconciencia, saben que ellas mismas existen y sí aprenden a base de su experiencia y de ver a otros individuos. De todos los tipos de IA esta es a la que mas le queda por desarrollar para conseguir tales características (Sebastián Molinetti, 2019).

IA en las organizaciones españolas

Las ventajas que esta tecnología ofrece han hecho que sean cada vez más las organizaciones que la adopten en sus distintas áreas a través de diversas aplicaciones como los chatbots, la robótica e impresión en 3D, la realidad virtual o Big Data.

Si bien es cierto que su adopción en las empresas requiere de una alta inversión, casi un tercio de las compañías españolas la consideran como un elemento clave a la hora de innovar para poder competir en su sector; y casi la mitad ya están haciendo pruebas para poder implementarla (PwC, 2018).

En cuanto a las startups, mientras en 2013 sólo una de cada cincuenta centraba su actividad en IA, ya en 2019 ese porcentaje pasó una de cada doce, un total de 166 en España, lo que quiere decir que a este ritmo en diez años la mayoría de las compañías habrían incorporado estas aplicaciones inteligentes (MMC Ventures, 2019).

Las áreas en las que está más integrada la IA son la Atención al cliente, Marketing y Ventas con aplicaciones como los chatbots, que bien pueden ser conceptuales, informativos o experienciales. Estos bots son capaces de mantener conversaciones con los clientes, permiten realizar pedidos e incluso ofrecen un servicio post-venta. Al realizar estas funciones y poder registrar la experiencia de los clientes los hacen una potente herramienta del CRM.

Al igual que pasa con las empresas, cada vez son más las áreas y sectores que cuentan con esta inteligencia, pues enriquece a las organizaciones y garantiza su crecimiento presente y futuro, demostrando su capacidad de adaptación.

Tal es su importancia que se prevé, no solo en España, sino a nivel internacional, que la IA tenga un impacto en 2030 que supondría un crecimiento del 14% del PIB mundial (PwC: Exploiting the Al Revolution, 2017).