¿Qué es el CO2?

Se trata de un gas. Esta formado por carbono, uno de los elementos más abundantes en nuestro plantea y en el cuerpo humano, pues supone el 18% de nuestra composición. Al mezclarse con el oxígeno da lugar al dióxido de carbono y sigue siendo igual de importante, pues es el gas que exhalan los humanos y con el que se alimentan las plantas.

Durante miles de años esto suponía un sistema sostenible, pero el problema ha llegado cuando a las fuentes naturales de dióxido de carbono se le han sumado otras en mayor parte venidas por el desarrollo industrial, que incrementa esas emisiones y altera las temperaturas, siendo esto uno de los factores clave en el calentamiento global climático. Es lo que conocemos como efecto invernadero, ya que estos gases retenidos en la atmosfera aumentan la retención del calor.

Consecuencias del efecto invernadero

Las principales causas de este son:

  • Deshielo de masas glaciares
  • Inundaciones de islas y ciudades costeras
  • Huracanes
  • Migraciones de especies
  • Desertificación de zonas fértiles
  • Impacto en la agricultura y la ganadería

Sin olvidarnos de las catástrofes que supondrían para los seres humanos y que parecen inevitables si no hacemos nada al respecto, como la escasez de alimentos o la propagación de enfermedades y pandemias.

Cómo ha afectado el COVID-19

Según Naciones Unidas, las emisiones del CO2 debido a la crisis sanitaria han disminuido en comparación con otros años en un rango del 2% al 12%. Sin embargo, se prevé como una reducción a corto plazo, pues supondría sólo -0,01ºC en el calentamiento global para 2050.

Lo que sí puede suponer esta situación es una oportunidad para la lucha del cambio climático. Pensando en cómo unos pocos meses ya han tenido efecto en un futuro inmediato y en cómo si nos concienciamos se puede reducir el efecto que estamos causando al planeta.

Un papel primordial es el de las empresas. En España crearon en 2019 un Clúster de Cambio Climático coordinado por Forética y coordinado por 50 grandes empresas del país presentando en su informe: La acción climática de las empresas , donde se considera a las ciudades como un agente de impacto del cambio climático, además se identifican cinco palancas fundamentales para la acción climática en las ciudades: la movilidad sostenible, el desarrollo de infraestructuras y conexiones inteligentes, la eficiencia energética y el fomento de las energías renovables, el impulso de estilos de vida sostenibles y saludables e iniciativas para la innovación y la financiación de acciones climáticas en las ciudades (Rubí Medina, 2019).

Aiden Climate

En Aiden estamos muy concienciados con el cambio climático, y, con nuestros servicios tratamos de reducir esas emisiones de dióxido de carbono. Por ello ofrecemos tecnologías ECO, utilizamos energías 100% renovables y llevamos un minucionoso control energético.

Si también te quieres unir a esta iniciativa, con nuestro proyecto Aiden Climate, desde tu área de usuario y con apenas unos clics puedes destinar una parte de los ingresos al desarrollo de tecnologías que eliminen CO2 y reducir la huella de carbono. También puedes informar a tus clientes con un distintivo de tu compromiso con el planeta.

Para conocer más sobre Aiden Climate accede al enlace https://aiden.es/medio-ambiente/