SSL: Qué es y cómo funciona

A la hora de poner en marcha la página web de tu empresa, es importante tener en cuenta la seguridad, pues será el medio de comunicación con el cual conocerás y obtendrás información de tus clientes y viceversa.

Nuestras páginas cuentan con el certificado SSL, pero en muchas ocasiones resulta poca la información disponible como para garantizar que esta seguridad es la adecuada.

Por ello, la importancia de saber un poco más sobre lo que conocemos como el candado que aparece en la barra de direcciones del buscador.

Un certificado SSL (Secure Sockets Layer), más que ese candado es la tecnología que se emplea para establecer una conexión segura a Internet y mantener a salvo la información que los clientes y la propia empresa aportan a la página web, impidiendo que esta se transfiera y perdiendo lo más valioso que el cliente deposita en el negocio: la confianza.

Este protocolo de seguridad se lleva a cabo mediante la encriptación de los datos que circulan en la red

Esta protección de datos es necesaria, sobre todo en aquellos negocios online que cuentan con área de clientes, ya que en esta se incluye información personal como direcciones, cuentas bancarias o correos electrónicos.

Lo primero que debemos comprender es que, al darnos acceso a esos datos tan relevantes, los usuarios de nuestra página están depositando en nosotros esa confianza y seguro que lo último que se esperan es sufrir una manipulación o hurto de esa información.

Conociendo el uso de este certificado podríamos hablar más bien de un protocolo, en el que se pone clave a la información que enviamos para que en su recorrido a través de Internet nadie lo pueda descifrar, leer ni copiar si no es el destinatario al que hemos decidido transmitir los datos.

Tipos de SSL

Centrándonos un poco más en el comercio electrónico podemos encontrar dos tipos de certificados SSL:

  • Según el número de dominios: Aquí encontramos los de dominio único, que permiten añadir el certificado a un único dominio, multidominio para proteger varios dominios con un mismo SSL y WildCard, que permite la protección del dominio como la de los subdominios asociados.
  • Según la validación: Pueden ser validación por dominio, en los que validan al propietario del dominio y una vez realizadas las comprobaciones y superadas se pasa de http a https; validación de organización, se solicitan más datos al a hora de realizar la comprobación y validación extendida,suponiendo la más compleja y estricta por la cantidad de datos a aportar

SSL para captar más usuarios

Ya en 2018 en el estudio de CA Security Council ya el 80% de las páginas cargadas en Chrome fueron a través de SSL y el 70% de las cargadas en Android igual, tendencia que sigue al alza.

Con este certificado queda demostrado que los usuarios o clientes se sienten más seguros y será más probable que lleguen a meterse en la web de tu negocio.

Y lo que es más importante, comprar sabiendo que sus datos estarán protegidos contra las amenazas de Internet.

Visita https://miweb.aiden.es/precios-ecommerce/ y conoce nuestros planes para tu e-commerce, todos ellos con certificado SSL.